n

La pandemia, acelerador de nuestra relación con las redes sociales

La pandemia, acelerador de nuestra relación con las redes sociales

Un confinamiento, una guitarra, un cubo de fregar y un móvil son elementos más que suficientes para que tres músicos de Barcelona (Rai Benet, Guillem Boltó y Klaus Stroink) consigan, a base de buen rollo y "muy poca vergüenza", pasar del casi anonimato a agotar en apenas diez minutos las entradas de su primer concierto. Son los Stay Homas, la banda sonora de la cuarentena.

El confinamiento ha aumentado la desinhibición en redes sociales de los usuarios de todas las generaciones, una explosión de creatividad y sociabilidad que, sin embargo, ha implicado una mayor relajación ciudadana con respecto a la cesión de datos privados, según han explicado expertos consultados por Efe.

Octogenarios aprendiendo a hacer videollamadas para poder ver a sus nietos; treintañeros atreviéndose con la red tiktok, a la que hasta ahora solo se acercaban adolescentes; retransmisiones en directo por Instagram; muestras de duelo en Facebook, o reuniones de trabajo con zoom son solo algunos ejemplos de nuestra sobrevenida realidad.

"Estamos viendo una explosión de uso de las redes sociales, entre gente joven pero también en generaciones que hasta ahora se habían mostrado reticentes. Es natural, la tecnología es una extensión del ser humano y en esta situación de confinamiento lo que prima es conectar con los otros y proyectarnos para seguir estando ahí", ha explicado Efe Sílvia Martínez, directora del máster de Social Media de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Martínez ha señalado de entre todos los nuevos fenómenos el de la apertura y aprendizaje en las redes el de las personas mayores a las que la pandemia ha obligado a recortar la brecha digital que hasta ahora las alejaba de funcionalidades como las vídeollamadas.

Por otro lado, están los que con la nueva situación de confinamiento han dado un paso más allá en su uso de redes, ha explicado la profesora de la UOC, para narrar en mayor medida su vida con el fin de "seguir compartiendo la vida más allá de su casa".

"Todos estamos experimentando una situación similar nueva, con un componente emocional muy importante. Tenemos miedo, agobio, no sabemos que hace con los niños... y en las redes vemos que tenemos muchos puntos en común con otras personas", ha explicado.

Las redes también han tenido, ha añadido, un papel importante para difundir campañas solidarias y para mostrar el agradecimiento a la labor de los servicios esenciales durante esta pandemia, especialmente a los profesionales de los hospitales.

Francesc Núñez, profesor de Estudios de Arte y Humanidades de la universidad a distancia, ha coincidido en que las nuevas circunstancias de la pandemia y el confinamiento "lo que han hecho es acelerar una tendencia que ya estaba presente y tenía mucho futuro".

"Nuestra relación humana con el mundo estará cada vez más mediatizada por las pantallas", ha apostado el experto, haya o no nuevas pandemias.

Estos días, además de un incremento de usuarios, se ha visto, según Martínez, un "desplazamiento entre plataformas" con un retorno de usuarios a Facebook, así como migraciones de Whatsapp a Telegram.

"Estamos experimentando más, el 80 % de nosotros hemos usado redes y la mayoría se ha descargado una o dos nuevas aplicaciones de redes sociales o de tecnologías para videoconferencias", ha asegurado Núñez.

Preguntados sobre si los usuarios se están relajando en su interacción con redes que utilizan sus datos e imágenes en estos días de pandemia, ambos coinciden en que han podido bajar la concienciación sobre la cesión de la intimidad y sus implicaciones porque estos días tenemos otras amenazas, otras prioridades.

"La emoción puede a la razón, y estos son momentos muy emocionales", ha apuntado Martínez, quien ha explicado que sigue habiendo poca concienciación sobre que al abrir un perfil en una red social merece la pena dedicar cinco minutos a configurar nuestra privacidad.

Martínez ha indicado que en estos momentos la necesidad de conectarse, de proyectarse, puede más que el ya largo debate sobre poner en una balanza los beneficios de la tecnología con los derechos cedidos.

"Ahora no hay mucha reflexión. No estamos pensando demasiado en que en apenas segundos un vídeo nuestro puede estar en la otra parte del mundo y que habremos perdido el control sobre él aunque lo borremos de nuestro dispositivo", ha reflexionado.

Núñez ha hablado de algunas publicaciones en redes como "tatuajes digitales" por las dificultades que conlleva borrarlos de la red pasado el tiempo.

Lara Malvesí - Agencia EFE

Más Información...

¡7 Consejos para Reducir la Interferencia en Redes PTMP de 5 GHz!


Con la banda de 5 GHz sin licencia, cada vez más congestionada, reducir la interferencia se vuelve cada vez más crítico para brindar un servicio inalámbrico confiable. Afortunadamente, las soluciones de mimosa® están diseñadas de manera única para ayudarle a administrar el espectro congestionado y brindar conectividad de clase mundial en cualquier entorno. 

Estos son nuestros consejos principales para reducir la interferencia de la red:


1. Comience con el espectro más limpio disponible. En las áreas donde tiene una licencia, o sus regulaciones locales lo permiten, los productos de rango extendido de frecuencia de mimosa® que operan en cualquier lugar de 4.9 a 6.4 GHz, pueden ayudarlo a salir del ruido de los canales estándar de Wi-Fi y a un espectro más limpio.


Si está limitado a usar bandas tradicionales sin licencia, pruebe U-NII-2. Los equipos de Wi-Fi de consumo generalmente funcionan en las partes inferior (U-NII-1) y superior (U-NII-3) de la banda de 5 GHz. 


2. Reduzca el ancho de banda del canal para evitar altas tasas de error de paquetes. Cuando están disponibles, los tamaños de canal de 80 MHz de mimosa® ofrecen velocidades inalámbricas que compiten con la fibra. Pero como se señaló, la interferencia de 5 GHz puede hacer que el uso efectivo de estos canales anchos sea un desafío, si no es que virtualmente imposible. Si no tiene un canal limpio de 80 MHz, la ejecución en canales más estrechos de 40 o 20 MHz puede evitar altas tasas de error de paquete (PER), y significa la diferencia entre un funcionamiento confiable y responder llamadas de atención al cliente.


3. Estreche el patrón de la antena del punto de acceso. La interferencia puede ingresar al punto de acceso desde radios colocadas o desde la recepción de señales en un ángulo demasiado amplio. En el primer caso, es crítico encontrar una antena con buen rechazo del lóbulo lateral. En el segundo, los operadores se han movido hacia antenas sectoriales cada vez más estrechas, y más recientemente a antenas de bocina. Las antenas de bocina tienen un excelente rechazo del lóbulo lateral, aunque el patrón de recepción simétrica compromete la ganancia de la antena. La elección inteligente es una antena sectorial.


4. Use antenas de cliente de alta ganancia. La interferencia puede ingresar a la radio del cliente desde fuentes de Wi-Fi dentro de la casa, o desde la recepción de la señal en un ángulo demasiado amplio. Se debe utilizar la antena de mayor ganancia que satisfaga el presupuesto y la estética del suscriptor. Los mejores diseños de antenas “entierran” la alimentación dentro de la parábola o cubierta, como un medio para mejorar el rechazo del lóbulo lateral. Al rechazar las señales fuera del eje, la radio del cliente se vuelve menos susceptible a la interferencia que se origina dentro de la casa del suscriptor o en las casas adyacentes u otros puntos de acceso cercanos. 


5. Establezca el punto de acceso en modo “AGC automático”. Las radios mimosa® están diseñadas para desensibilizar la recepción de paquetes, tanto en el cliente como en el punto de acceso, de modo que solo las radios en la misma red activarán de manera confiable la recepción de paquetes. Sin esto, un receptor basado en Wi-Fi ‘completamente abierto’ activará la recepción en prácticamente cualquier señal por encima del nivel de ruido; esto bloquea efectivamente la recepción de los paquetes deseados, ya que el receptor puede quedar atado tratando de decodificar los paquetes de interferencia que llegan antes del paquete real.


6. Seleccione canales de Wi-Fi no estándar. Las radios Wi-Fi funcionan en canales que se incrementan en 20 MHz. Siempre es mejor evitar estos canales, en lugar de elegir los tres canales intermedios separados por 5 MHz. Cuando una radio basada en Wi-Fi recibe paquetes como balizas en el mismo canal, decodificará completamente estos paquetes aunque esa radio no sea parte de la misma red. La recepción de estos paquetes puede tomar 1 ms (1000 uS) o más.


7. Cambie las radios de mimosa por 5 MHz cuando reutilice el espectro. La reutilización del espectro es una herramienta poderosa para maximizar la capacidad de la red, pero requiere una cuidadosa selección de antenas, orientación de patrones y, por supuesto, modos de temporización compatibles. Al igual que con el uso de canales de Wi-Fi no estándar, es bueno minimizar el impacto de una posible autointerferencia al compensar la asignación del canal del punto de acceso en solo 5 MHz. Aunque la mayoría del espectro seguirá siendo común entre las redes, el cambio asegurará que la radio no pueda decodificar completamente los paquetes interferentes.


¡Esperamos que estos consejos lo ayuden a construir e implementar con éxito aún más soluciones punto a multipunto de mimosa® en su red!

Más Información...